ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES Y ESPIRATORIAS, CÁNCER DE PULMÓN, MORTALIDAD INFANTIL, LLUVIA ÁCIDA, EFECTO INVERNADERO..."

Las emisiones de un vehículo únicamente son por lo general bajas en relación a la imagen que mucha gente tiene de la contaminación del aire. Sin embargo, en zonas urbanas, las emisiones de millones de vehículos hace de los automóviles el mayor contaminante de todas las fuentes en CO, HC y NO.


Para apreciar la importancia del tráfico rodado en la contribución a la contaminación atmosférica, se necesitan entender y conocer el tipo de gases que emiten. El RSD es capaz de medir cuatro de los principales gases, además de las partículas (PM): Hidrocarburos (HC), Óxidos de Nitrógeno (NO), Monóxido de Carbono (CO) y Dióxido de Carbono (CO2).

Hidrocarburos (HC)

Los Hidrocarburos reaccionan en presencia de la luz solar y de los oxidantes presentes de forma natural en la atmósfera formando Ozono a nivel de suelo. Los Hidrocarburos y los Óxidos de Nitrógeno son los precursores de la formación de Ozono. El Ozono nos protege de los rayos ultravioletas cuando se encuentra en las capas altas de la atmósfera. Sin embargo, altos niveles de este gas a nivel terrestre pueden causar problemas de salud importantes.

El Ozono provoca irritaciones en los ojos, daños pulmonares y agrava los problemas respiratorios.

óxidos de nitrógeno (NO)

Bajo las condiciones de presión y temperatura que se encuentran en los motores de combustión, los átomos de Nitrógeno y Oxígeno reaccionan formando varios tipos de óxidos de Nitrógeno, agrupados en los denominados NOx.


Los Óxidos de Nitrógeno, al igual que los Hidrocarburos, son los precursores de la formación de Ozono.

El NO también contribuye además a la formación de lluvia ácida.


Monóxido de carbono(CO)

El Monóxido de Carbono (CO) es producto de una combustión incompleta y se genera cuando el carbón contenido en el combustible se oxida parcialmente en vez de completamente para formar CO2.


El Monóxido de Carbono reduce el flujo de oxígeno en la sangre y es particularmente peligroso para aquellas personas con enfermedades de corazón.

dióxido de carbono (co2)

El Dióxido de Carbono (CO2) no es directamente perjudicial para la salud humana. Sin embargo es el principal responsable del efecto invernadero.

El Dióxido de Carbono es un producto de la respiración tanto humana como animal. Existe de forma natural en las capas bajas de la atmósfera y no es particularmente perjudicial a esos niveles. Es la acumulación en las altas capas atmosféricas, debido a la combustión de combustibles fósiles, lo que provoca uno de los problemas climáticos que más preocupa hoy en día: El calentamiento global.


Efectos de las emisiones del diésel


Los gases tóxicos más comunes presentes en los tubos de escape de los vehículos diésel son el Óxido Nítrico, Hidrocarburos y Monóxido de Carbono.

Los efectos en la salud de las partículas emitidas por los vehículos diésel, una compleja mezcla de elementos sólidos y líquidos, aún no se comprende del todo.


Diversos estudios epidemiológicos han concluido que la exposición a partículas finas derivadas de la combustión pueden causar un incremento significativo en enfermedades diversas, tales como de corazón, y mortalidad.


Exposiciones prolongadas a las emisiones provocadas por los vehículos diésel se asocian también a incrementos en los riesgos de padecer cáncer de pulmón.